Reciclaje del PET





El PET es un plástico transparente, ligero, fuerte, seguro, irrompible y reciclable. Es adecuado para una ámplia gama de aplicaciones. Los productos de PET pueden ser fabricados mediante soplado para la obtención de botellas o envases de cuello estercho ó mediante termoformado para otro tipo de envases y recipientes.



El PET es fácil de almacenar, transportar y limpiar, sus botellas y envases se acomodan a los estilos de vida activos y a las nuevas corrientes de restauración y alimentación. Es fácil de trabajar permitiendo diseños nuevos e inovadores y es irrompible. El cambio de vidrio a PET toma fuerza a finales de los 90 y hoy en día continua creciendo gracias a los avanzes tecnológicos que ofrecen al consumidor una mezcla sólida de rendimiento y costo. En el caso de las botellas de PET el cambio significa una reducción de peso del 90%.




El PET es un plástico ligero, por lo tanto los productos envasados en este material reciclable son más eficientes durante su transporte y distribución ya que permiten embalajes secundarios más ligeros que reducen el consumo de combustibles fósiles y en consecuéncia las emisiones de CO2 a la atmósfera.




El PET es el plástico más reciclado del mundo. La infraestructura del reciclado del PET está bien establecida, desde la recogida y separación hasta los procedimientos adicionales y su uso final. El PET puede ser reciclado múltiples veces pero para uso alimentario solo se permite un 1er nivel de reciclaje, pasado este nivel se utiliza para una ámplia variedad de productos finales como : fibra, fibra de relleno textil , correas, y botellas y envases para usos no alimentarios como detergentes y productos fitosanitarios.
Nuestras botellas PET son de resina de PET virgen, y no proceden de rPET de 1er nivel, con esto garantizamos su inhocuidad para uso alimentario y sus propiedades inherentes de barrera para líquidos o alimentos sensibles a la oxidación.



El reciclaje del PET tiene múltiples ventajas y consecuencias.
- Conservación de la materias prima - reduce la necesidad de materia prima petroquímica virgen.
- Conversión de PET reciclado (rPET) en un equivalente virgen - menos energía.
- Menor uso de energía - menos emisiones de gases de efecto invernadero (CO2)


Somos la vanguardia en envases ecológicos y vajillas desechables.
Siempre pensando en el medio ambiente.